Se esperaba bastante más del cadete b en su enfrentamiento del pasado sábado ante el Salgueiriños, los jugadores blanquiazules realizaron un flojo partido ante un rival que no es ni la sombra del equipo del año pasado pero que hizo lo suficiente para doblegar con claridad a los nuestros.

El equipo de Carlos Castro manifestó muchos errores defensivos, con las líneas muy separadas y mostrándose en todo momento poco intensos y faltos de ambición. Es indudable que la plantilla reúne calidad y que se espera mucho de estos jóvenes jugadores, casi en su totalidad de primer año pero no es menos cierto que a juzgar por los dos últimos enfrentamientos se necesita un giro total en el rendimiento del equipo. Esperemos y deseemos que la primera victoria no se haga esperar y se recupere la senda del buen juego que estos chicos nos brindaron el pasado año y que este año debe tener su continuidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *