Adiós Rafa, y muchas gracias

Ha llegado el momento en que mi trabajo en la A.C.D. A Seca se acaba. No ha sido una decisión fácil, pero mis circunstancias personales actuales no me permitían afrontar las próximas temporadas de la mejor de las maneras, con el esfuerzo y el trabajo que se precisa (desde mi punto de vista) en el puesto de entrenador en un Club como el nuestro. Y para no poder dedicarme al 100% como hasta ahora, prefiero dar un paso hacia un lado y dejar mi puesto en otras manos que, seguro, serán buenas.

Han sido seis años increíbles, en los que A Seca me ha permitido hacer algo con lo que siempre había soñado, ser entrenador de fútbol. He crecido como entrenador de la mano de grandísimos jugadores a los que les agradezco todo el esfuerzo y trabajo que me han dedicado en estos años. Como siempre les digo, los auténticos protagonistas en este deporte son ellos, los jugadores. Y ser parte de su evolución como futbolistas ha sido un orgullo y un privilegio. De todos he aprendido mucho. Tanto de los que han entendido mi mensaje y enseñanzas, como de los que no lo hicieron o a los que no llegué a convencer de mi manera de ver este deporte. A unos y a otros, gracias por todo. Espero haberos enseñado al menos una pequeña parte de todo lo que vosotros me habéis enseñado a mi, que ha sido muchísimo.

Como siempre he dicho, lo único que me puedo llevar de este Club es agradecimiento. Gracias por haberme dado mi primera oportunidad cuando nadie me la daba. Gracias por haber confiado en mi en los malos momentos y gracias por haberme dejado trabajar con total libertad e independencia. A todos los directivos que han ido pasando y, primordialmente al Director Deportivo, Víctor Durán al que debo todo lo que he logrado en mi etapa como entrenador. Gracias a todos los entrenadores que han compartido estos años en el Club, con los que he tenido infinidad de charlas y de los que también he aprendido mucho. De verdad, que sólo en un entorno como éste podríamos haber llegado hasta donde lo hemos hecho.

Finalmente, no quiero despedirme sin desearle la mejor de las suertes tanto al Club, como a los jugadores y entrenadores. Seguid adelante con la misma ilusión que hasta ahora, y contáis conmigo para cualquier cosa en la que pueda ayudaros.

Un abrazo


Rafael Sierra López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *