Crónica de un partido. Infantil A- 5ª Jornada. Fase de ascenso.

Crónica partido Infantil A – Vilanova. Fase de ascenso 2018/19

 

Quinto partido del equipo infantil disputado en la Junquera 1 éste sábado en una tarde impecable con sol y buena temperatura que no hacía mas que preparar un bonito escenario para el choque entre dos equipos situados actualmente en los puestos mas altos tras un buen comienzo de fase.

Los jugadores salían del vestuario tras recibir las indicaciones de su entrenador Manu Campos y del director deportivo Juven que acompaña siempre que le es posible al conjunto infantil en ésta fase de ascenso que se avecina muy complicada por la cantidad de partidos contra equipos competitivos de toda la provincia de Pontevedra que desean subir de categoría en una liga de tan sólo una Ida  donde los cuatro primeros lograrán el mencionado objetivo.

Todos los detalles cuentan, la preparación semanal es importante. Física y tácticamente los chicos llevan unos meses de entrenamientos muy completos en esta materia y pese a que existen muchas dificultades los jugadores se mentalizan para afrontar el partido.

 

Los porteros se preparan para defender sus palos. Al igual que los jugadores de campo, ellos también realizan una estupenda labor semanal que los prepara para momentos tan importantes como éste.

 

No hay rivalidad entre ellos, hay una competitividad sana, forman un equipo dispuesto y preparado para ayudar al equipo cuándo se les necesita y su mayor responsabilidad es estar al 100% para ese momento.

 

 

Los chicos se preparan para saltar al campo, ansiosos de jugar ya los primeros segundos del partido tras una semana de descanso por el calendario ante un rival situado unos puestos por encima.

 

 

Saltan al campo concentrados escuchando de fondo los aplausos de toda la grada repleta de padres, amigos, familiares y personal del club acompañando en esta maravillosa tarde al equipo.

 

 

El partido no fué como los técnicos esperaban. Muchos errores, imprecisiones, la toma de decisiones no era la correcta en la mayoría de los casos y el equipo no se encontraba cómodo. No lograba dominar el partido pese a que se notaba una superioridad fisica en el campo.

El rival disputó el partido en cada balón, nuestros jugadores aguantaron todo tipo de entradas, faltas, choques, disputas e intentaban hacerse con el control del partido pero llegó el gol del rival en el peor momento. Un tiro de su dorsal 9 desde fuera del área totalmente solo y sin oposición con las lineas muy separadas dieron la oportunidad al chico de elegir por donde y como golpear ese balón para dar ventaja a su equipo.

Los nuestros no se rindieron y tras las indicaciones en el descanso y efectuando un par de cambios en el sistema conseguimos apretar al rival en campo contrario y estar mas presentes cerca del área rival, donde hubo muchísimas ocasiones para poder empatar cuanto antes el partido pero el acierto de cara a puerta era muy pobre.

 

 

Pasaban los minutos y hubo momentos de desesperación y prisa por marcar el primer gol.  Ante esto, nuestro banquillo transmitía calma,  gestionaba los cambios para mantener al equipo fresco y concentrado en estos momentos de empuje donde se palpaba la ansiedad en algunos jugadores perjudicando una posible remontada. La dureza en el juego de ambos equipos provocaba ya varias amarillas en los dos conjuntos, una acumulación de tarjetas en jugadores importantes que tuvieron que salir al banquillo para no poner en peligro el numero de efectivos en el campo.

 

Con todo ello llega por fin a falta de 5 minutos para el final el ansiado empate y con ello la emoción y el subidón de todo el equipo para conseguir el gol de la victoria en el poco tiempo que quedaba. Un gol que se complicaba con las perdidas de tiempo habituales en estos casos y los escasos minutos que quedaban.

El árbitro anunciaba tres minutos de descuento con una jugada a nuestro favor, con todo nuestro equipo volcado en el área para conseguir la victoria, con tan sólo dos centrales efectuando un marca-libra, nuestros laterales como extremos dando amplitud al equipo, dos delanteros fijando centrales, tres medio centros en el borde del área y los interiores en vértice, todo el equipo en campo contrario para buscar ese gol de la victoria, con todo el esfuerzo un empate sabía a poco y como premio a ese esfuerzo llega el merecido gol de la victoria.

Tres puntos importantes en un partido en el que no se puede presumir de buen juego, de dominio claro o de control del mismo. Fué un partido muy disputado con un rival muy bien trabajado que puso las cosas complicadas de principio a fin sin complejos. Los nuestros no hicieron su mejor partido, se cometieron errores que seguro en otros encuentros  supongan una derrota sino se corrigen o si se vuelven a cometer en otras circunstancias, si se analiza la actuación, la toma de decisiones y todo el trabajo táctico es evidente que hay mucho que mejorar. Con todo ésto la plantilla tiene muy complicado conseguir el ascenso, no va ser tarea fácil y varios equipos están a mejor nivel. Lejos de este objetivo intentaremos que los chicos disfruten en cada partido como lo están haciendo, que tengan en mente un plus de superarse, de querer conseguir un objetivo colectivo y al mismo tiempo en ellos individual que les haga mejores personas y futbolistas, de querer competir sanamente y cada vez que salten al campo sus caras reflejen esa concentración necesaria, esa mirada de tensión, nervios y  con todo ésto disfruten de lo que ellos mismos han conseguido desde el primer día de entrenamiento y vivan emociones tan intensas como lo están haciendo, porque lejos de intentar conseguir subir una categoría,  esto es fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *