El primer equipo juvenil caía derrotado el pasado sábado con justicia ante un Arenteiro que se encontró con excesivas facilidades en un encuentro muy igualado, y en el que pequeños detalles o quizás grandes, decantaron la balanza a su favor.

El primer gol llega por la falta de contundencia en el despeje de un balón que queda muerto a los pies de un contrario que sirve en bandeja a un compañero que no perdona. El gol pesó como una losa en los locales que intentaron la igualada más con el corazón que con la cabeza y no cejarían en su empeño durante el transcurso de la primera mitad pero unas veces la mala puntería y otras las intervenciones prodigiosas del cancerbero carballines evitaron el empate, que quizás hubiera sido lo más justo.

IMG_7277

Hay que decir en descarga de los nuestros que a la ya sabida baja de Adrián Gómez, Sieiro y Jhoni, se sumaba la de Julián en los primeros lances del choque a consecuencia de un esguince y tenia que ser relevado por un mermado Richi que no había podido ser inicialmente de la partida.

La segunda parte fue dominada totalmente por los de Juven, creando numerosas ocasiones de gol pero era desbaratadas siempre “in extremis” por el extraordinario guardamenta visitante que tenia un auténtico imán en los guantes.

Los dos goles visitantes llegaron en dos contras en las que afloró en demasía la excesiva lentitud en defensa.
En definitiva justo triunfo visitante que se aprovechó de una endeble labor defensiva y la falta de suerte y acierto, todo hay que decirlo, en el remate final.

Corbacho volvió a rayar a gran altura y suya fue la jugada del penalti que transformó Peña en el único gol local.
A pasar página y pensar en el derbi del próximo sábado ante el AJ Lérez.

Resumen de la jornada 7/8 de Febrero de 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *