Tarde noche del sábado campo de A Xunqueira, encuentro correspondiente a la séptima jornada del Campeonato Gallego de Cadetes y que enfrentaba al actual líder el CD CHOCO y a la ACD A SECA. El encuentro se disputó en su totalidad bajo luz artificial y afluencia muy nutrida en las gradas.

Partidazo el que nos brindaron los pupilos de Damián Moraña ante el C D CHOCO que demostró el porqué de su situación en la tabla y a juzgar por lo visto el pasado sábado candidato serio al título de liga.

El partido comenzó con dominio del cuadro visitante con alta posesión de balón pero casi siempre abortada por la formidable disposición de la defensa blanquiazul que se mantenía firme ante el acoso redondelano y muy bien arropada por un inconmensurable Maqui que siempre aparecía en los momentos de mayor peligro. Los nuestros contenían, robaban y contraatacaban y además lo hacían a la perfección con un Izán en la banda derecha que se mostraba intratable. Fruto de ello y en el primer contraataque llega el gol de Cristian López al culminar una contra de libro y batir de fuerte disparo al joven guardameta choqueiro. Con el 1-0 los visitantes apretaron seriamente pero el equipo de Damián se mantenía firme y salía a la contra de lujo, Sergio intentó una vaselina que se fue por poco, pero Izán y también de vaselina no perdonó, después de una excelente jugada. El 2-0 daba alas a los nuestros que jugaban al límite de sus posibilidades ante un rival muy pero que muy bueno. Con el 2-0 se llegó al descanso y las espadas quedaban en todo lo alto para el 2º acto.

El comienzo de la según parte no pudo haber sido peor para los nuestros porque no había transcurrido el minuto 2 cuando un balón por bajo sorprende a Maqui estableciendo el 1-2 y metiendo de lleno al cuadro redondelano en el partido, pero lo que son las cosas, Izán cinco minutos después volvería a poner tierra de por medio y de fuerte disparo establece el 1-3. Ventaja clara de los nuestros en un vibrante partido pero que para nada garantizaba los tres puntos porque enfrente había un rival de mucha entidad que lo intentaba todo. Pero paradójicamente cuando el cuadro de Damián más parecía controlar el partido incluso con dos ocasiones claras para el 4-2, perdonó y cuando perdonas ya se sabe y serían los redondelanos los que marcarían al culminar una vaselina a la que nada puede hacer Maqui. Era el 2-3 y todavía quedaban minutos por disputarse. En el último tramo se produjeron un sin fin de faltas seguidas en la misma zona del campo faltas muy cerca de la línea de fondo local, algunas de ellas, la verdad, muy discutibles y señaladas por un asistente que parecía querer que el gol viniera por allí. Y por allí vino, porque el cuadro ayer de rojo culminó una gran jugada de estrategia a lanzamiento de una falta que solo apreció el asistente, estableciendo el 3-3 resultado con el que se llegaría al final del encuentro.

El resultado se nos antoja justo, pero la verdad es que cualquiera de los dos contendientes pudo ganar y quizás los nuestros estuvieron más cerca de conseguirlo porque siempre fueron por delante en el marcador y en muchos tramos con dos goles de diferencia.

En definitiva un gran partido que hizo las delicias del gran número de aficionados que se dio cita en A Xunqueira para presenciar el choque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *